Hechicero


Hechicero


Los hechiceros hacen magia igual que los poetas escriben sus poesías gracias a un talento innato, perfeccionado mediante la práctica. No tienen libros, mentores ni teorías, sólo poder en bruto que controlan a voluntad.
Algunos hechiceros afirman que por sus venas corre sangre de dragón, y puede que sea cierto; de todos es sabido que ciertos dragones poderosos
pueden adoptar forma humanoide, e incluso tener amantes de ese tipo; además, demostrar que un hechicero no tuvo un antepasado dragón suele ser tarea difícil. A menudo, los seguidores de esta clase son asombrosamente bellos y poseen cierto exotismo que demostrarña su insólita herencia. Aun así, la afirmación de que los hechiceros son en parte dracónicos puede ser una exageración infundada, inventada por ciertos, seguidores de esta clase; o bien un chismorreo envidioso, concebido por aquellos que carecen del don de la hechicería.

 

( Fuente: https://ar.pinterest.com/pin/313140980333097047/ )

 

Aventuras: el hechicero típico se va de aventuras para mejorar sus habilidades, pues sólo podrá incrementar la fuerza de éstas poniéndolas a prueba. El poder del hechicero es innato y forma parte de su alma. Para, muchos de ellos, desarrollarlo es ya de por sí una búsqueda, sin importar el uso que quieran hacer de él.
Algunos hechiceros buenos sienten la necesidad de demostrar su valía a los demás, ganándose un sitio en una sociedad en la que su poder les hace diferentes. Por su parte, los hechiceros malignos no sólo se sienten apartados del resto de la gente, sino que también se creen superiores y van de aventuras para conseguir poder con el que dominar a los que están por debajo de ellos.

 

Peculiaridades: los hechiceros lanzan sus conjuros gracias a un poder innato, no por haberse educado a conciencia en ciertas habilidades; su magia es más intuitiva que lógica. Conocen menos conjuros que los magos y consiguen conjuros poderosos con menor rapidez que ellos, pero pueden lanzarlos con mayor frecuencia y no necesitan ni elegirlos ni prepararlos de antemano. Además, tampoco se especializan en escuelas, como hacen los magos.
Al conseguir sus poderes sin tener que someterse a tantos años de riguroso estudio como los magos, los hechiceros no tienen ni el trasfondo de saber arcano que comparten la mayoría de los magos. Sin embargo, tienen más tiempo para aprender habilidades de combate, y son competentes con las armas sencillas.

 

Alineamiento: para un hechicero, la magia es un arte intuitivo, no una ciencia. La hechicería favorece más al espíritu libre, caótico y creativo que a la mente disciplinada; por tanto, los hechiceros suelen sentirse un poco más inclinados hacia el caos que hacia la ley.

 

Religión: algunos hechiceros veneran a Odín, como dios de la magia, aunque su sed de conocimiento no sea rival de su sed de poder. Otros siguen a Freya, sobre todos aquellos pocos de raza élfica que siguen este camino. No es extraño que un hechicero venere a Loki, aunque no vaya a asumirlo públicamente. Sin embargo, muchos siguen a cualquier otra deidad o a ninguna en absoluto. (Muchos magos aprenden a seguir a Odín o a Freya de sus mentores, pero la mayor parte de los hechiceros son autodidactas, sin un maestro que lo induzca a unirse a una religión).

 

Trasfondo: los hechiceros desarrollan unos poderes rudimentarios al alcanzar la pubertad. Sus primeros conjuros son imperfectos, espontáneos, incontrolables y, a veces, incluso peligrosos. Una familia en cuyo seno haya un hechicero en ciernes puede verse alterada por culpa de extraños sonidos y a veces, llegando incluso a pensar que, su hogar está embrujado. Finalmente, el joven hechicero comprende el poder que posee sin haberlo buscado. A partir de ese momento, el personaje podrá empezar a practicar y mejorar sus facultades.
A veces, uno de ellos es lo bastante afortunado como para que se haga cargo de él otro hechicero, más viejo y experimentado, que le enseñe a comprender y a utilizar sus nuevos poderes. Sin embargo, la mayoría de ellos se encuentran solos, siendo temidos por sus antiguos amigos y sin hallar comprensión en su familia.
Los hechiceros carecen de sentido de identidad como grupo. Al contrario que los magos, obtienen poco a cambio de compartir sus conocimientos y no tienen ningún incentivo importante que les anime a colaborar.

 

Razas: la mayoría de los hechiceros son humanos o semielfos, pero el talento innato para la hechicería es impredecible y puede aparecer en cualquiera de las razas comunes.
Los lanzadores de conjuros arcanos procedentes de tierras salvajes pertenecientes a las razas de humanoides brutales tienen más posibilidades de ser hechiceros que magos. Los kóbold tienen muchas posibilidades de seguir esta clase, pues defienden con ferocidad (e incoherencia) la teoría de la “sangre de los dragones”.

 

Otras clases: los hechiceros consideran que tienen más en común con los seguidores de otras clases autodidactas, como druidas y pícaros; de hecho, entran en conflicto de vez en cuando con los miembros de clases más disciplinadas, como paladines y monjes. Como lanzan los mismos conjuros que magos pero de un modo diferente, los hechiceros a veces compiten con éstos.

 

( Fuente: https://ar.pinterest.com/pin/803822233463344106 )

 

 

Magos y hechiceros:
En muchos aspectos, los hechiceros y magos se mantienen distanciados de los asuntos mundanos. Y resulta apropiado, pues su reino es el de lo esotérico y lo inmaterial. Para el observador casual, hay poco que distinga a las dos clases; ambas manejan inmensos poderes que resultan incomprensibles para cualquiera que no esté versado en el saber arcano. De hecho, incluso usan palabras, gestos y materiales idénticos al lanzar el mismo conjuro.
Sin embargo para los propios magos y hechiceros las diferencias son profundas y obvias. Un mago practica la magia a través del estudio y de una mente disciplinada. El hechicero consigue los mismos fines en virtud de la fuerza interior y la intuición.
De los dos, los hechiceros tienden a ser más terrenales. Ya que su magia surge de su talento innato, no necesitan pasarse horas estudiando tomos mohosos ni esforzándose por acumular su dosis diaria de potencial mágico, así que tienen más tiempo para salir y viajar. Para los hechiceros, los magos suelen ser exclusivistas y pedantes, siempre cuchicheando en pequeños grupos acerca de libros de conjuros, fórmulas arcanas y sus últimas hazañas mágicas. Los hechiceros también suelen ser más agradables y tener mejor aspecto (tal como se refleja en sus elevadas puntuaciones de Carisma). Como resultado, se integran con lo demás con mucha más facilidad que los magos (aunque no llegan a tener la pericia social de los bardos). Aún así, los hechiceros tienden a ser precavidos cuando están entre la gente común. La mayoría de las personas teme el poder de la magia arcana y la creencia extendida de que los hechiceros son en parte dragones no ayuda mucho.

 

Cómo convertirse en hechicero:
La mayoría de los hechiceros desarrollan poderes rudimentarios en la pubertad, a menudo creando efectos mágicos espontáneos en momentos de estrés emocional. La creencia popular dice que tienen al menos un poco de sangre de dragón en las venas, lo cual explicaría sus aptitudes mágicas. Esto puede no ser del todo cierto: la naturaleza del poder parece tan variada como los propios hechiceros. Algunos es verdad que tienen antepasados dragones (los cuales pueden llegar a convertirse en Discípulos del dragón) o de otras razas, como infernales o celestiales, o están en contacto con espíritus que les transmiten algún tipo de legado mágico. Estos espíritus podrían ser sus antepasados, mecenas extraplanarias, fatas o simplemente fuentes de energía mágica que surgen en ciertos lugares. Otros hechiceros llevan fetiches o tótems que (según dicen) potencian sus conjuros.
Sea cual fuere la verdad acerca de las aptitudes de hechicería, es un hecho que muchos hechiceros consiguen sus poderes muy avanzadas sus vidas, a menudo después de haberse embarcado ya en sus carreras de aventurero. Suelen asegurar que han descubierto algún poder mágico latente que fueron capaces de hacer surgir y controlar, como cualquier persona podría desarrollar la aptitud de tocar un instrumento musical o de escribir poesía.

 

( Fuente: https://www.deviantart.com/nathanparkart/art/Blue-Flame-454206259 )

 

 

 

LINAJES DE HECHICERO PROXIMAMENTE…

 

Los comentarios están cerrados.